Consejos para el mantenimiento de tus herramientas

Es esencial mantener las herramientas en buen estado, por eso en este artículo te presentamos algunos consejos para el mantenimiento de tus herramientas. Poniendo en práctica estas sencillas recomendaciones vas a conseguir alargar la vida útil de tus herramientas.

Herramientas

1. Utiliza el transporte adecuado

Siempre que sea necesario transportar tus herramientas asegúrate de utilizar el método adecuado. Una sencilla caja de herramientas va a ser suficiente para transportar pocas herramientas. Para casos más profesionales puedes utilizar un maletín. Si debes transportar herramientas pesadas utiliza una caja con ruedas. En caso de trabajar en un taller puedes utilizar un carro de herramientas que te permitirá transportarlas con facilidad y mantenerlas ordenadas. Sea cual sea tu caso, es recomendable que tu contenedor de herramientas esté dividido en compartimentos para evitar roce y choques entre herramientas ya que esto las podría dañar.

2. Almacenamiento en un lugar de baja humedad

El óxido es uno de los grandes enemigos de las herramientas. Este puede aparecer en las herramientas si se dan las condiciones adecuadas de humedad. Por este motivo es importante que evites guardar tus herramientas en un lugar con una humedad ambiental alta. Algunos de los lugares adecuados donde guardar tus herramientas pueden ser el garaje, el sótano o algún cobertizo siempre que la humedad sea baja.
Consejo profesional: Para prevenir la oxidación de tus herramientas guárdalas junto con un paquete de tiza. La tiza es un gran absorbente de la humedad y evitará el desarrollo de óxido.

3. Limpia las herramientas después de la utilización

Dedica un par de minutos a limpiar las herramientas después de su utilización ya que este simple proceso puede alargar significativamente su vida útil. En general va a ser suficiente utilizar un simple trapo. Este proceso puede ser más entretenido en función de la tarea llevada a cabo y a veces será necesario utilizar productos profesionales para obtener una limpieza total. Si necesitas utilizar un trapo húmedo para limpiar una herramienta asegúrate de secarla totalmente antes de guardarla.
En el caso de las herramientas punzantes y cortantes es importante afilarlas cada cierto tiempo y guardarlas con algún tipo de protección para evitar que se dañen durante su transporte.

4. Utiliza cada herramienta para su función

Cada herramienta está diseñada para una función específica. Utilizarlas para otras finalidades puede fácilmente resultar en la rotura de la herramienta. Recuerda que si no dispones de una herramienta adecuada para una tarea, la opción más económica a largo plazo siempre será comprar la herramienta que te hace falta. En este caso, evita comprar herramientas de baja calidad. Aunque su precio puede ser atractivo a menudo te puedes encontrar en que sean herramientas de un solo uso.
Esperemos que estos simples consejos te sean de ayuda y te permitan conservar tus herramientas durante mucho más tiempo!
Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *