Cuidados del Jardín en Septiembre

Siembra y plantación

  • Siembra las especies bianuales que florecen en invierno y primavera.
  • Los bulbos y tubérculos que florecen en primavera también se pueden plantar en Septiembre, pero se suele esperar a que entre el otoño. Depende de los climas.
  • Todo tipo de plantas en macetas pueden plantarse durante esta época.

 

Abonado del jardín

Este mes se puede hacer una última fertilización general de la temporada al césped, árboles y plantas en general, con un fertilizante que los prepare no para crecer, sino para resistir mejor el invierno (los fertilizantes de primavera ayudan al crecimiento). El producto escogido deberá tener menos nitrógeno y más potasio.

 

Riego del jardín

  • Asegúrese de regar adecuadamente lo recién plantado; son más vulnerables.
  • Las zonas y plantas dañadas por la sequía requieren riego más intenso.
  • Al menos un par de veces, haz un riego muy profundo a los árboles; Cuando se riega superficialmente, el agua apenas penetra en el suelo y casi no alcanza las raíces.
  • Si aún persiste el calor y las altas temperaturas, hacer un riego frecuente, al amanecer o al atardecer.

Poda en el jardín

  • Arbustos y árboles: recorta las ramas indeseables, ya sea porque han crecido desmesuradamente o para ordenarlas y darles formas.
  • Poda los setos.
  • Corta tallos y flores secos de las plantas Vivaces, dejando tanto follaje como sea posible.
  • Si tienes Lirios, a fin de mes recorta el follaje, dejando sólo 1/3 de la hoja.
  • Poda las matas de Lavanda o Espliego cortando los tallos que brotaron este año.
  • Diariamente elimina las flores viejas (especialmente de rosas y dalias), con ello estimularás la producción de flores nuevas.
  • Quita las rosas marchitas (cortar el racimo hasta una hoja de cinco folíolos bien desarrollada), pues la formación de semillas (escaramujos) desgasta la planta.

 

 El Césped en septiembre

Es uno de los mejores meses del año para sembrar un nuevo césped. Aprovecha para resembrar, para rellenar los espacios donde haya desaparecido o donde esté en mal estado.

  • Vigila el riego.
  • Abono complejo de lenta liberación, o mejor, espera un mes para echarlo.
  • Trata con fungicida las manchas amarillas o pardas que aparezcan en el césped si se sospecha de hongos. Así no se extenderán.
  • Las zonas deficientes del pasto, escarifícalas o airéalas pinchando. Se hace después de un corte y luego se aporta fertilizantes ahí. Rebrotará con fuerza.

Plantas de interior

  • Limpia con una esponja empapada en agua templada todas las plantas de hoja.
  • Abre con frecuencia las ventanas o procura ventilación, ya que las plantas de interior necesitan aire fresco.
  • Suelta la tierra de vez en cuando pinchando con un tenedor.

    Si necesitas ampliar cualquier información, no dudes en consultarnos en Ferretería Rinxela, tu ferretería en Vigo.

Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *