Hidrolavadoras / Hidrolimpiadoras

Las lavadoras a presión son la mejor opción para limpiar en el exterior. Todas las limpiadoras a presión funcionan de la misma forma. El agua entra en la máquina a baja presión, y un motor de gasolina o eléctrico bombea el agua a través de una manguera y una boquilla de aspersión a mayor presión, las lavadoras a presión ofrecen la potencia de limpieza y eficiencia que necesitas.

Lavadoras a presión eléctricas

Las lavadoras a presión eléctricas generalmente cuestan menos, se accionan con un simple interruptor, funcionan más silenciosamente y de forma más limpia, además y pesan bastante menos que los modelos con motor de gasolina. Aunque son menos potentes que los modelos a gasolina y necesitan de una toma eléctrica cerca, las lavadoras con motor eléctrico son ideales para trabajos ligeros, como la limpieza de muebles, zócalos, pavimentos y vehículos.

Sigue siempre las instrucciones del fabricante. Algunas lavadoras a presión eléctricas deben conectarse directamente a una toma de corriente utilizando el cable incorporado de la máquina, mientras que otras permiten el uso de un alargador. Si tu lavadora a presión admite el uso de una alargadera, utiliza el tipo de cable especificado por el fabricante.

Lavadoras a presión con motor de gasolina

Éste tipo de lavadora a presión ofrecen la movilidad y la potencia que necesitas para realizar trabajos de mayor envergadura, como la limpieza de cubiertas, aceras y grandes superficies. Mientras que algunas lavadoras a presión de gasolina tienen arranque manual (con tirador), otras cuentan con un motor de arranque eléctrico, que se acciona con un botón. Para mantener la máquina funcionando al máximo rendimiento, recomendamos utilizar el combustible indicado por el fabricante.

La lavadora a presión perfecta

La potencia de una lavadora a presión determina el tipo de trabajos que puede realizar. Esa potencia, o salida de presión, se mide en bares (bar) y litros por hora (l/h). Una lavadora a presión con una capacidad nominal de bar y l/h más alta limpiará mejor y más rápido, a cambio de un incremento en el precio. Aunque la potencia en watios (W) es un indicativo, recomendamos comparar modelos atendiendo a la presión y caudal que es capaz de entregar la máquina.

Agua fría o caliente

Las lavadoras a presión de agua fría son las más comunes para su uso en el hogar y en la mayoría de los trabajos de limpieza. Son menos costosas que las lavadoras a presión de agua caliente y son ideales para limpiar vehículos, eliminar suciedad incrustada, pintura suelta, moho, etc.

Por otra parte, las lavadoras a presión de agua caliente son ideales para uso industrial y agrícola, generalmente cuestan más y son más complejas, pero limpian mejor y más rápido que las lavadoras a presión de agua fría y utilizan menos jabón u otros productos químicos de limpieza.

Precaución, las lavadoras de agua fría están diseñadas para ser usadas sólo con agua fría. El agua caliente puede dañar la bomba u otros componentes.

La boquilla que necesitas

Las lavadoras a presión vienen equipadas con una boquilla de pulverización variable todo en uno, que permite ajustar la presión del agua con un giro. Otros fabricantes prefieren incluir un juego de boquillas intercambiables.

Es importante elegir bien la concentración del chorro para no dañar las superficies, de esta manera podemos seguir la siguiente tabla:

  • 0 grados: Es el ajuste de boquilla más potente y concentrado, apto para desprender incluso la suciedad más incrustada.
  • 15 grados: Se utiliza para la limpieza de alta resistencia.
  • 25 grados: Se utiliza para la limpieza general.
  • 40 grados: Se utiliza para limpiar vehículos, muebles de jardín, embarcaciones y otras superficies que puedan resultar dañadas.
  • 65 grados: Es una boquilla de baja presión, mayormente utilizada para rociar jabón y otros productos de limpieza.

Para evitar lesiones y daños, asegúrate de utilizar la boquilla correcta. En los primeros usos conviene empezar por una medida de baja presión e ir aumentando según necesidad.

Accesorios para hidrolimpiadoras

Si deseas limpiar más rápido y con mejores resultados, seguramente te interese adquirir algunos de los accesorios disponibles:

  • Cepillos: Permiten combinar la acción de sus cerdas con el líquido a presión.
  • Varillas de extensión y puntas de pulverización: Ayudan a limpiar en sitios altos como las paredes exteriores de un segundo piso y zonas de difícil acceso.
  • Varillas angulares: Si se combinan con extensiones son perfectas para limpiar los canalones.
  • Productos químicos especiales para lavadoras a presión: Algunos fabricantes requieren productos químicos específicos para su correcto funcionamiento.

Cómo usar una lavadora a presión

La forma de usar una lavadora a presión depende en gran medida de lo que se esté limpiando, pero el procedimiento general para empezar de forma segura es el siguiente:

  • Antes de todo, lee el manual de instrucciones. Antes de comenzar, asegúrate de saber cómo apagar rápidamente el equipo de lavado a presión y liberar la presión del sistema.
  • Sitúa la máquina siempre sobre una superficie estable, nunca te pares en una escalera cuando utilices una lavadora a presión; el agua a alta presión puede provocar un retroceso y hacer que pierdas el equilibrio.
  • Utiliza protección para los oídos y los ojos.
  • Nunca dejes una pistola desatendida mientras la máquina esté enchufada.
  • Para evitar daños, selecciona la boquilla y el ajuste de rociado correctos y a la distancia adecuada.
  • Nunca apuntes con la pistola a personas, animales o plantas.
  • Mantén el chorro alejado de cables y aparatos eléctricos.

El mantenimiento varía según el modelo, pero el cuidado adecuado garantiza un funcionamiento eficiente y una larga vida útil de la máquina. Recomendamos realizar las revisiones periódicas. El cuidado de la bomba es especialmente importante si almacenas la lavadora a presión con temperaturas bajo 0. Generalmente, las lavadoras a presión de gasolina requieren más mantenimiento que los modelos eléctricos, ya que hay que añadir filtros de aire, aceite y cambios de bujías periódicos.