Mantén tu piscina a punto durante todo el verano

pintar-con-spray

Entrada la época del año más esperada, ya debemos tener nuestras piscinas a punto para disfrutar en nuestros jardines de los mejores momentos del verano en compañía de nuestra familia y amigos. Para tener el agua de tu piscina reluciente durante todo el verano solo tienes que seguir algunos consejos de mantenimiento.

 

El mantenimiento de tu piscina no será una tarea complicada si lo haces de manera periódica utilizando los productos y materiales adecuados.

 

–  Depuradora piscina.

El buen funcionamiento de la depuradora es imprescindible si quieres tener tu piscina impecable. Como mínimo deberás programarla para que funcione una vez al día. Puedes aprovechar las primeras y últimas horas del día. Además, hay que mantener el filtro siempre limpio y la cesta del skimer, como mínimo hay que limpiarla una vez por semana e incluso más a menudo si tenemos árboles cerca o condiciones que la ensucien especialmente.

 

–  PH piscina.

Si vemos que el agua de nuestra piscina se pone turbia, no hay que preocuparse. La solución es sencilla porque puede deberse a varios factores y todos ellos subsanables fácilmente. Si el nivel de pH es superior a 8, verás turbia el agua. La solución es utilizar un   producto específico para reducir el pH y listo. El agua turbia puede ser también un problema de suciedad de filtros de la depuradora o que los skimers no estén funcionando. El pH óptimo debe estar entre 7,2 y 7,6.

 

 Algicida piscina.

Si el agua se pone verde, tienes algas. Hay que tener en cuenta que debido a las altas temperaturas y a la cantidad de horas de sol, puede que proliferen algas en la piscina. Aplica un tratamiento de choque con cloro líquido y regula el nivel de pH con un incrementador, hasta que vuelva al entorno del 7,5. Pasada una jornada, cepilla paredes y fondo y succiona las algas muertas con la función de vaciado de la depuradora. Durante unos días, aumenta las dosis de alguicida y de cloro.

 

Si el agua presenta una capa espumosa, es que hay demasiado alguicida o una acumulación de residuos orgánicos en la superficie, como cremas, sudor, etc. Para eliminarla, vacía parte del agua y rellena con agua nueva, además de aplicar el tratamiento de choque mencionado anteriormente.

 

– Cloro de piscina.

El cloro también es muy importante mantenerlo a raya porque de él va a depender que no proliferen los microorganismos en tu piscina. Si no está en la proporción adecuada también puede que se enturbie el agua de tu piscina. Se deben realizar controles como mínimo una vez por semana para comprobar que todo está correcto y no llevar sorpresas.

Lo ideal en cuanto a proporciones es seguir las recomendaciones del producto de cloro que utilices.

Con  estos consejos seguro que tendrás tu piscina perfecta durante todo el verano y así la disfrutes al máximo.

 

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda. Si te parece interesante compártelo con tus amistades y síguenos en Facebook y Youtube

Comparte en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *